Submarino desaparecido: confirman la muerte de los cinco tripulantes

Un drone submarino descubrió un campo de restos materiales dentro del área de búsqueda, afirmaron autoridades.

La empresa dueña del sumergible Titán en el que viajaban cinco personas y que desapareció hace cuatro días, confirmó este jueves que los tripulantes no han sobrevivido.

En tanto, la Guardia Costera estadounidense informó que los restos descubiertos dentro del área de búsqueda del submarino Titán desaparecido cuando exploraba los restos del Titanic son compatibles con la nave.

A través de un comunicado, OceanGate afirmó que las vidas de los pasajeros del submarino con destino al Titanic «lamentablemente se han perdido».

«Creemos que nuestro CEO Stockton Rush, Shahzada Dawood y su hijo Suleman Dawood, Hamish Harding y Paul-Henri Nargeolet, lamentablemente han muerto», indicó la compañía.

Asimismo, añadieron que «estos hombres eran verdaderos exploradores que compartían un espíritu distintivo de aventura y una profunda pasión por explorar y proteger los océanos del mundo».

«Nuestros corazones están con estas cinco almas y cada miembro de sus familias durante este trágico momento. Lamentamos la pérdida de vidas y la alegría que trajeron a todos los que conocían», afirmó.

Por su parte, la BBC informó que una «estructura de aterrizaje» y la cubierta trasera del submarino Titán desaparecido están entre los restos encontrados por uno de los robots que busca al sumergible en el fondo del mar.

HALLAN «UN CAMPO DE ESCOMBROS»
Por su parte, la Guardia Costera de EEUU informó que encontró un «campo de escombros» dentro del área de búsqueda del Titan, el pequeño submarino desaparecido el domingo con cinco personas a bordo cuando iba a ver los restos del Titanic, frente a la costa de Terranova, Canadá.

Leer mas  Desapareció un submarino que hace viajes para turistas a ver los restos del Titanic: lanzaron una operación de rescate

La búsqueda del sumergible que transportaba a cinco personas se intensificó este jueves a pesar de que se debería haberse quedado ya sin oxígeno.

A su vez, el cofundador de OceanGate, Guillermo Söhnlein, sostuvo que se cree que el sumergible pudo haber sufrido una «implosión instantánea».

Söhnlein es uno de los fundadores de la empresa junto al piloto de la nave desaparecida, Stockton Rush. En declaraciones a la prensa británica, dijo que no se sorprendería si hubiera restos en la superficie.

«Mi mayor temor en todo este asunto es que (los restos) estén flotando en la superficie y sean muy difíciles de encontrar», indicó el empresario, que dejó la compañía hace 10 años.

Sobre lo que pudo haberle pasado al sumergible, afirmó: «Lo que sí sé es que, independientemente del submarino, cuando se opera a gran profundidad, la presión es tan grande en cualquier submarino que, si falla, se produciría una implosión instantánea».