Reducción de la jornada laboral: comienza el debate pero sin definiciones

El proyecto junta apoyos en el oficialismo pero el debate va a ser largo.

La Cámara de Diputados avanza con el debate para reducir la jornada laboral. En ese contexto, la comisión de Legislación Laboral tendrá mañana a partir de las 13 una nueva jornada informativa para trabajar en los proyectos que se presentaron.

Si bien el tema tiene el visto bueno de la actual ministra de Trabajo, Raquel «Kelly» Olmos, que se pronunció a favor, el escenario político es adverso para sancionar una ley que reduzca las horas de trabajo, por lo menos hasta fin de año. Sin embargo, el kirchnerismo avanza con este debate que el martes tendrá una nueva jornada.

La última reunión fue en mayo de este año. Hugo Yasky (FdT), representante de la CTA en la Cámara baja, había señalado que la idea «es reducir horas en la jornada laboral de manera tal que en la semana se completen 40 horas de trabajo».

En tanto, Claudia Ormaechea (FdT), representante de la Bancaria, señaló que se «plantea una reducción a 36 horas». La propia CGT reconoció en un comunicado que seguir con este régimen de horas de trabajo es «una antigüedad». También plantearon que hay que avanzar en la legislación «como medio de generar más empleo y distribuir mejor el beneficio extraordinario del capital».

Los proyectos que se ponen en consideración fueron presentados por el oficialismo en su mayoría, Ormaechea, Yasky, Sergio Palazzo, Eduardo Valdés y Mónica Litza, y dos de legisladores de la oposición, impulsados por el socialismo (Enrique Estévez) y el Frente de Izquierda (Nicolás del Caño).

Leer mas  Capitanich defendió la propuesta económica de Massa de plantear la instrumentación de la moneda digital

En el oficialismo reconocen que todavía no hay un acuerdo hacia dónde ir con este tema, pero sí que la intención es sancionar una ley «con la mayor cantidad de acuerdos posibles» para reducir la cantidad de horas de trabajo.

«La idea es acordar un proyecto que contemple textos presentados por legisladores de varios bloques que podrían confluir en una iniciativa para llevar de 48 a 40 o 36 horas la jornada semanal, con lo que se busca mejorar la productividad y generar empleo», señalaron voceros del kirchnerismo.