El miércoles 21 declara el exdiputado Raúl Acosta por presunto abuso sexual

El exlegislador y dirigente del Partido de la Concertación Forja Raúl Policarpo Acosta, está acusado de abuso sexual con acceso carnal (tres hechos) respecto a una mujer y abuso sexual simple (tres hechos) en concurso real con abuso sexual con acceso carnal sobre la otra. A las 9, estará frente a la fiscal.

El escenario al menos, se presenta distinto a lo que sucedió hasta aquí, ya que la causa está bajo la instrucción de la fiscal N°15 Candela Valdez quien lleva poco tiempo en el cargo.

Sin embargo, la representante del Ministerio Público, fijó la ampliación de declaración de imputado para el miércoles 21 de febrero a las 9, en la sede de avenida 9 de Julio 236.

En caso que Acosta no acuda, la citación judicial aclara: «Bajo apercibimiento de ordenarse su detención en caso de incomparecencia injustificada».

Delma Salas, es madre de las dos víctimas de presunto abuso sexual, las que recibían becas para trabajar con el imputado. Los hechos al menos en las pericias a cargo del Equipo Interdisciplinario del poder judicial, determinaron que las hermanas no fabulan y reflejan síntomas y comportamientos de haber sufrido hechos traumáticos.

La mamá estuvo en NORTE y lamentó que el juez de Garantías Juan Carlos Codina haya «suspendido cinco veces las audiencias de oposición a la elevación a juicio, yo no sé si le hizo un favor a Acosta, pero mis hijas no fueron protegidas».

Por su lado, el abogado querellante Francisco Belle, señaló que el magistrado «carece de perspectiva de género» ya que «revictimizó» a las dos mujeres al hacerlas declarar dos veces.

«De un lado tenemos a una familia vulnerable y del otro, un sujeto poderoso sostenido por los popes de la política, hemos recibido un gran perjuicio por parte de Codina, y cuando se hizo el requerimiento de elevación a juicio, el juez le dio una nulidad a favor de Acosta», remarcó Belle.

Leer mas  «UNCAUS y Cáritas realizaron una capacitación para pequeños productores.»

Cabe recordar que la entonces fiscal Vanesa Fonteina elevó a juicio, pero el juez, concedió la nulidad y todo volvió a foja cero.

Las dos hermanas hicieron público los supuestos abusos en noviembre de 2021, los cuales, habría sucedido cuando Acosta tenía un  cargo de vocal en la empresa estatal de agua Sameep.

Los ataques se habrían registrado entre 2018 y 2019, momentos en que Acosta se desempeñó como subsecretario de Participación Ciudadana.