Sáenz Peña: hallazgo de un misterioso celular reactivó dos investigaciones de trascendencia

El hallazgo de un teléfono celular en la zona rural de Sáenz Peña, reactivó dos causas judiciales de trascendencia en la termal.

Según confirmaron fuentes judiciales a NG Federal, en las primeras horas del lunes, un trabajador agrícola halló en su campo ubicado en cercanías a calle 51 y ruta nacional 95,  un misterioso teléfono celular, el predio no es cualquier lugar, allí se habían hecho varios rastrillajes.

 

Tras tomar intervención la fiscalía de Sáenz Peña, se procedió al secuestro del aparato tecnológico para peritarlo, ya que puede ser de interés en dos causas judiciales que están en proceso investigativo en la segunda ciudad de Chaco.

 

Desde Tribunales, detallaron a NG Federal que en la zona del hallazgo se habían realizado rastrillajes meses atrás en búsqueda de elementos que puedan aportar a dilucidar la desaparición de la joven jujeña María Lúz Herrera, de quien no se sabe absolutamente nada desde el 26 de septiembre de 2023, cuando dejó de tener contacto con su familia, con quienes se comunicaba habitualmente por WhatsApp y otras redes sociales.

 

En ese caso, se había llegado hasta ese lugar luego de reportes de las antenas de teléfonos celulares que situaban en esa zona a uno de los sospechosos de hacer desaparecer a la joven. En la investigación para dar con su paradero, la justicia ordenó la detención en la localidad de Sáenz Peña de Darío Ezequiel Godoy Florentín, de 25 años, con quien ella mantenía una relación de noviazgo, desde hacía varios meses, y en Villa Ángela, del padre de este joven, Darío Ismael Godoy Ojeda, a quien le encontraron el celular de María Luz.

Leer mas  Robo popular: en un mes detuvieron a 45 personas y secuestraron 720 metros de cable.

 

Por otra parte, desde la justicia señalaron que otra línea investigativa es que el celular podría estar vinculado a otro caso de persona desaparecida: Constantino Bamba, hecho ocurrido el 14 de mayo de 2023. En el marco de esa causa también se habían realizado rastrillajes en la zona donde ayer lunes apareció el teléfono celular.

 

La tercera línea de sospecha es que podría haberse caído a algún transeúnte, algo que -consideran en fiscalía- es poco probable habida cuenta que es una zona poco concurrida y alejada de la zona urbana. Sin embargo, una vez aperturado el teléfono celular y peritado se podrá determinar si contiene en su interior algún elemento que pueda echar luz a alguna de estas dos causas judiciales.